X

El jinete del dragón

Desde que escribí El jinete del dragón, colecciono dragones:  de peluche, de papel, de porcelana... grandes, pequeños, pero por desgracia, no hay ninguno entre ellos que sepa volar... Quien haya conocido a mi primer perro pensará que Lung se parece bastante a él, pero claro, tampoco mi perro sabía volar...Escribí El jinete del dragón justo porque a mí me habría gustado hacer eso... cabalgar sobre un dragón volador; y lo que se escribe, también se vive, si uno se esfuerza un poco, resulta realmente fácil de imaginar... Pero también escribí El jinete del dragón por otros motivos.

Libro

A partir de 10 años • Publicado 2002 • 418 páginas • Ediciones Siruela

Fragmento