X
Adolfo Córdova Ortiz

Adolfo Córdova Ortiz

Adolfo es escritor, periodista e investigador. Vive y trabaja en la ciudad de México. Nació en 1983 en Veracruz. En Barcelona estudió literatura infantil y juvenil. Los libros de Adolfo han recibido múltiples premios. Da clases y enseña en universidades de México y otros países. La esposa de Adolfo, Mariela Sancari, es fotógrafa y participó en el programa de 'Artistas en Residencia' en la granja de Cornelia en 2019 junto con Adolfo.

Web de Adolfo

¿Cómo has empezado a escribir?

Foto: Michael OrthComencé a escribir como muchos jóvenes en la adolescencia. Quería expresar lo que me ocurría en ese momento. Mis deseos, lo que me conmovía, las grandes y pequeñas injusticias que observé. Así que empecé a escribir poemas y prosa. También les leía a mis amigos de la escuela y creé pequeños volúmenes de poesía que no he enseñado jamás a nadie. Pero para mí, personalmente, siguen siendo muy valiosos, para mí personalmente, para mi carrera como escritor.

Crecí y la escritura me ha hecho madurar. Antes de comenzar mis estudios, viví en Bélgica durante un año y escribí libros de viaje y poemas. Durante mis estudios de periodismo en la universidad, inventé historias surrealistas. Escribí sobre dragones y hadas por primera vez mientras trabajaba para un periódico en la Ciudad de México. Siempre me he movido de un lado a otro entre la prosa y la no ficción, y cuando pienso en ello hoy, expresa mi deseo de entenderme a mí mismo y al mundo que me rodea.

 

¿Y cómo has llegado al Dobladillo del cielo?

Foto: Michael OrthEn 2017, la Feria Internacional del Libro volvió a celebrarse en Guadalajara. Me pidieron que realizara una entrevista en vivo con Cornelia frente a una audiencia en Skype. Antes de que los fans entraran a la sala de conferencias, Cornelia me dijo que quería comenzar un programa de Artistas en Residencia para jóvenes artistas. Eso me inspiró y, unos meses más tarde, le escribí a Cornelia un correo electrónico, en el que una vez más agradecí personalmente la excelente entrevista y luego le pregunté sobre su proyecto. De ahí surgió una conversación sobre dragones, islas, la selva y ... ¡chocolate! Y nuevamente, un poco más de un año después, Mariela y yo fuimos huéspedes en la granja de Cornelia. 

 

¿Te gustó tu estancia en la granja? ¿Encontraste inspiración allí?

Foto: Michael OrthNuestra estancia en la granja de Cornelia fue una de las experiencias más coloridas e inspiradoras que he tenido como escritor. Le pusimos el nombre de "Tibet" a nuestra casita, porque estaba en una colina con vistas a la granja. Encontramos paz y tranquilidad allí arriba. Era el lugar perfecto para concentrarse, pensar y ser creativo.

Descubrimos la granja entre los hermosos senderos de piedra y madera, entre frutales, cactus y flores; Jugamos con Jake y Tabby, los perros de Cornelia, que se han hecho muy queridos en nuestros corazones. Hemos sido bendecidos con la fantástica colección de arte de Cornelia y todos sus libros maravillosos (puedes encontrar tesoros literarios por doquier), jugando con Angie, cocinando con los otros huéspedes y hablando con Cornelia durante horas, observándola mientras trabajaba... sintiendo su energía y experimentando su generosidad. Mariela y yo hemos estado involucrados en programas AiR en otros países y siempre hemos deseado encontrar una comunidad para interactuar y compartir experiencias y desarrollos. Nuestras largas conversaciones con Cornelia y los otros artistas, los comentarios de Cornelia sobre nuestro trabajo, pero también sobre literatura, música, arte y la vida en general, han hecho que nuestra estadía sea especial.

 

¿Qué te llevaste de esta experiencia?

Además de muchos buenos recuerdos y nuevas amistades, también me he traído muchas historias nuevas, ¡que ahora quieren ser escritas! La granja no es solo la residencia de un artista, también es un grupo de expertos. Tengo muchas ideas nuevas para proyectos que quiero implementar. Y tuve  muchas dificultades para comenzar mi libro de la isla. Los muchos talleres que realicé me distrajeron, otros libros que tuve que terminar de escribir, viajes profesionales ... Pero ese tiempo "en el Dobladillo del cielo" y las conversaciones con Cornelia y mi esposa Mariela me ayudaron a dar con el tono correcto para encontrar las historias. Así que puedo resumir diciendo que me traje a casa una respuesta crucial y muchas preguntas creativas.

 

El dragón blanco y otros personajes olvidados (The white dragon and other forgotten characters); publicado en 2016 por Fondo de Cultura Económica.  Para la niña detrás del árbol; publicado en 2015 por la editorial Pearson  La hoguera de bronce. Historia de bosques y selvas publicado en 2017 por Secretaría de Cultura

Leer respuestas Ocultar respuestas
Mariela Sancari

Mariela Sancari

Mariela nació en 1976 en Buenos Aires, Argentina. Vive y trabaja como fotógrafa independiente en la Ciudad de México.
Su primer álbum de fotos, "Moisés", fue declarado por curadores y críticos en 2015 como uno de los mejores libros de fotos del año. Su trabajo ha sido expuesto en muchas exposiciones individuales y colectivas en todo el mundo.

Web de Mariela

 

¿Cómo te hiciste fotógrafa?

Foto: Michael OrthCuando tenía 19 años, mi hermana gemela y yo decidimos dejar todo atrás en Buenos Aires y viajar por Sudamérica. Llevávamos menos de un mes viajando cuando lleganos a México. Fascinadas por la ciudad, nos quedamos allí. Tuve varios trabajos durante ese tiempo, hasta que finalmente descubrí la fotografía cuando, por primera vez, entré en un cuarto oscuro de revelado. Las fotos siempre habían sido muy interesantes para mí, así que decidí estudiar fotografía. Después de trabajar como fotógrafo para un periódico en la Ciudad de México durante cinco años, terminé como fotógrafo documental y comencé un proyecto fotográfico personal. Desde entonces, todas mis imágenes están basadas en experiencias personales, y trato la fotografía como una forma narrativa autobiográfica. Se puede decir que primero tuve que mudarme lejos de mi tierra natal para poder incorporarlos a mi arte.

 

¿Cómo llegaste al Dobladillo del cielo?

Foto: Michael OrthCuando Cornelia invitó a mi esposo Adolfo para que fuera a Malibú, mi marido le dijo que sería bueno que él trajera a un ilustrador para que trabajara en un proyecto con él. Adolfo y yo ya habíamos publicado un libro juntos, "Mr. y Dr.", una adaptación de "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde".
Fue una gran experiencia para nosotros y queríamos volver a trabajar juntos como un equipo. Adolfo estaba trabajando en un nuevo proyecto de libro sobre unas islas en el que se ocupaba del paisaje y la geografía y pensamos que sería maravilloso para mí ilustrarlo con mis fotos. Estaba muy emocionado por conocer a Cornelia y aprender más sobre el mundo de la literatura infantil.

 

¿Te ha gustado estar en Malibú con Cornelia? ¿Has encontrado inspiración?

Foto: Michael OrthEl mismo Malibú  fue Pura inspiración  para mí. No soy la típica fotógrafa que sale mucho a buscar nuevas fotos. En los últimos años, me he ocupado mucho con fotos antiguas de mi archivo. Pero en Malibú, literalmente me sentí llevada hacia afuera para tomar fotos. Fotografié la naturaleza, los granos de las piedras, las huellas del mar en la playa.

También me gustó mucho la granja. Junto con Cornelia hicimos viajes al campo circundante, a las montañas y al mar. También conocimos algunas de las organizaciones que ella apoya, como el California Wildlife Center, estábamos allí cuando ayudaron a dos leones marinos a regresar al Pacífico, o al Instituto de Investigación Getty, donde asistimos a una conferencia.

Nos encantó la puesta de sol en Point Dume, los paseos costeros, vimos ballenas y delfines. He tomado muchas, muchas fotos allí. Pero también me encantó pasar algunas tardes tranquila con Adolfo en nuestra casita y hablar sobre nuestro proyecto. Creo que esa experiencia nos ha unido aún más como  pareja creativa.

 

¿Te gustó tu estancia en la granja? ¿Encontraste inspiración allí?

¡Muchísimas fotos! Cada una puede contar su propia historia. Eso significa que tuve dos semanas muy productivas. Y, por supuesto, el primer borrador de nuestro libro, con mis fotos y los textos de Adolfo. Y muchos momentos especiales. El tiempo en la granja nos dio la paz y tranquilidad que necesitábamos para continuar con nuestros proyectos, un refugio que a menudo es difícil de encontrar en Ciudad de México. También nos sentimos muy unidos a todos los nuevos amigos que encontramos allí. Estamos esperando nuestra "segunda parte" en el Dobladillo del cielo.

 

     Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".  Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".  Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".

     Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".  Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".  Del álbum fotográfico de Mariela Sancari titulado "Moisés" y publicado en 2015 en "La Fábrica".

     "Mr & Dr; publicado en 2017 por 'This book is true' (Foto: Arturo Laso)  "Mr & Dr; publicado en 2017 por 'This book is true' (Foto: Arturo Laso)  "Mr & Dr; publicado en 2017 por 'This book is true' (Foto: Arturo Laso)

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Helena Park

Helena Park

Helena es una pintora independiente y artista gráfica de Somerset, Inglaterra. Desde su graduación en Bellas Artes en la Universidad de Falmouth, ha estado mostrando y vendiendo su arte en galerías y en ferias de arte en el Reino Unido y California.

Web de Helena

¿Qué te trajo al arte?

De niña, ya dibujaba y me inventaba cuentos sobre el papel. La emoción creció cuando comencé a estudiar arte a los 19 años en la Universidad de Falmouth en Cornwall.
Desde entonces he estado dibujando y dibujando y vendiendo mi trabajo en ferias de arte en el Reino Unido y Los Ángeles.

 

¿Cómo llegaste al dobladillo del cielo?

Foto: Michael OrthCornelia descubrió mi sitio web hace aproximadamente un año. Mi arte despertó su curiosidad. Por pura casualidad, tuve la suerte de estar en octubre de 2018 en Los Ángeles y pude visitar a Cornelia en Malibú.  En ese momento, me preguntó si me gustaría vivir y trabajar en su granja por un tiempo en 2019 como parte de su programa 'Artists in Residence', y me encantó la idea.

 

¿Te ha gustado tu estancia en la granja? ¿Te ha resultado inspiradora?

Foto: Michael Orth


La luz y los colores de Malibú y California en general se han filtrado en mi arte y lo han hecho brillar. También me gustó la comunidad de allí, que las ideas y las discusiones se compartan tan abiertamente. Eso todo fue muy inspirador.

 

 

¿Qué te has llevado contigo de esta experiencia?

Pasé un tiempo increíble en la granja de Cornelia. Esos meses allí no solo me han permitido crecer como artista, sino también como persona. Las conversaciones con Cornelia sobre mi arte, la comprensión de su trabajo y sus consejos y estímulos fueron importantísios para mí.
Y fue genial conocer a otros artistas allí, hablar de experiencias artísticas y personales. Definitivamente me mantendré en contacto con ellos.

  

      

   Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth 

   Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Jake, el perro de Cornelia, siempre observaba a Helena mientras trabajaba (Foto: Michael Orth)

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Rosie Anne Smith

Rosie Anne Smith

Rosie es una artista de Birmingham, Inglaterra. Se graduó en artes visuales con Helena Park en la Universidad de Falmouth. Rosie trabaja en una galería de arte en Sydney y tiene su propio estudio pequeño.

Web de Rosie

¿Qué te ha llevado al mundo del arte?

Foto: Michael OrthComencé a estudiar arte en la universidad. ¡Madre mía! ¡De eso ya hace siete años! Me ocupé con la fotografía analógica.
Me encantaba trabajar con la luz, la composición fotográfica. Con los años, esta fascinación se ha extendido a otros medios. Hoy me enfoco en la pintura, pero para inspirarme todavía me gusta echar mano de fotografías.

¿Cómo llegaste al Dobladillo del cielo?

Foto: Michael OrthUna buena amiga mía, la artista Helena Park, estaba en contacto con Cornelia y me preguntó si me gustaría participar con ella. Cornelia no me conocía ni a mí ni mi trabajo, por eso me alegré inmensamente al saber que me había invitado.

 

¿Te gustó tu estancia en la granja? ¿Encontraste inspiración allí?

Foto: Michael OrthMi tiempo en Malibú fue mágico. La granja y su gente me dejaron una impresión increíble. En medio de este hermoso y tranquilo paisaje, hay algo rebelde y mucha vida. Cuestioné mi trabajo cada día. ¿Qué impulsa mi trabajo? ¿Qué quiero expresar? ¿Mi arte tiene que expresar algo? No podría haber respondido esas preguntas sin el tiempo y la conversación con Cornelia en la granja. Desde entonces me doy cuenta de que mi arte ha cambiado mucho. He encontrado una nueva comprensión de mí misma y de mi trabajo.

¿Qué te llevas de estaexoeriencia para casa?

No quiero sonar demasiado romántica, pero me he dado cuenta de la absoluta necesidad del arte. Nos ofrece a todos un espacio en el que podemos entender y expresar nuestra humanidad. El arte eleva el corazón o cae sobre él obligándonos a actuar. O nos permite hacer algo bello. Necesitamos el arte y me alegro de ser parte de él.

 

Foto: Michael Orth Foto: Michael Orth Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth Foto: Michael Orth Foto: Michael Orth

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Miró Tiebe

Miró Tiebe

Miró es estudiante de arte en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Hamburgo.
Nacido en Sauerland y criado cerca de Oldenburg, cerca de Bremen, se mudó a Hamburgo hace unos años para estudiar. Miró es uno de los diez artistas a quienes Cornelia, Hamburger Dressler Verlag y HAW Hamburg hicieron posible una beca en 2019 para alojarse en la granja de Cornelia en Malibú. Los estudiantes fueron invitados a hacer una ilustración de una historia del mundo imprudente de Cornelia.

Web de Miró

¿Cómo llegaste a formar parte del programa de 'Artists in Residence Programm'?

Hubo un concurso en mi universidad, aunque yo solo me enteré por un compañero de curso que me dijo:  "¡Hay un concurso que no va mucho con nuestra línea, Miró, pero puedes viajar a Los Ángeles y conocer a Cornelia Funke!" Por supuesto que me pareció atractivo. Yo ya conocía a Cornelia. Aunque no estaba tan conectado con sus libros debido a mi dislexia, conocía sus audiolibros y las películas. La historia de "Corazón de tinta" y la idea detrás de ella, me fascinaba, al igual que el Laberinto del Fauno. Desde que era pequeño, devoraba historias fantásticas. A la edad de cuatro años escuché por primera vez el audiolibro de "El señor de los anillos". Esta sigue siendo mi grabación favorita hasta hoy. Estaba increíblemente bien entonado. Desde entonces, devoro todo lo que es fantasía. "Harry Potter", Terry Pratchett, "Juego de Tronos" ...
Por supuesto, no soy un gran lector debido a mi dislexia, pero todavía tengo muchos libros porque los amo como medio, como objeto estético. Y me parece admirable cómo la gente logra trasladar las imágenes en palabras.

Foto: Michael Orth

¿Qué te llevaste a casa de esa estancia?

La visita fue realmente alucinante. Le escribí a Cornelia una larga carta cuando regresé a Hamburgo. Después de llegar de Malibú, de repente tuve la necesidad imperiosa de ponerme a pintar. Tenía mucha energía. Cuando pinto, siento mucha energía, permanezco despierto toda la noche, trabajando. Cornelia me dio un viejo lienzo y empecé a pintar. Me puse a pintar de una manera que realmente no era típica de mi estilo. Simplemente no pensé en el estilo, me dejé llevar y me pareció fascinante y muy inspirador.

 

¿Qué has sacado en limpio de esta experiencia?

Llegué a Hamburgo y estaba todavía como flotando, y pensé: tengo que seguir dibujando y pintando como hice en Malibú. Soy muy bueno en eso. Me está haciendo mucho bien. Antes de Malibú me había cerrado a dejarme llevar al pintar.
La estancia en la granja me ha dado una nueva fuerza y voluntad. Desde entonces, todo va muy bien.
Estoy recibiendo solicitudes para varios proyectos. 

Foto: Michael Orth

 

Foto: Michael Orth  Miró nos muestra los primeros bocetos de su trabajo del concurso. Más tarde, se acabó decidiendo por el Hombre de las aguas y no por la escena en la que Zorro está atrapada en la trampa (Foto: Michael Orth)  Foto: Michael Orth

Sin miedo a las grandes superficies para pintar (Foto: Michael Orth)  Foto: Michael Orth 

    Foto: Michael Orth

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Anne Zaghow

Anne Zaghow

Anne nació en Oldenburg  y creció en un pequeño pueblo de Schleswig-Holstein. Realmente, sigue siendo muy de campo, incluso ahora, que vive en una gran ciudad como Hamburgo y estudia en la HAW. El sueño de Anne sería vivir y trabajar con otros como ella (gente con currículums complicados) en cualquier lugar del mundo...

¿Cómo llegaste al mundo del arte?

Foto: Michael Orth Hasta donde puedo recordar, siempre he disfrutado dibujando y pintando. De niña podía pasarme horas y horas con el lápiz y el papel y sumergirme completamente en mi mundo. Todavía puedo oler la cubierta de tela roja que extenía sobre nuestra mesa de comedor para pintar y la cesta con miles de lápices de colores que finalmente se esparcían por toda la mesa. 
Dibujar y pintar siempre ha sido mi forma de reaccionar a las impresiones de mi entorno o de transmitir pensamientos e ideas al mundo exterior. Especialmente cuando era adolescente, las imágenes se convirtieron en un lenguaje con el que podía expresar todo lo que no podía era capaz de hacer con palabras. Después de acabar el bachillerato, estudié Historia del arte. Cuando me gradúe, surgió la pregunta de si podría continuar en el camino que comencé con mis estudios o si debía tomar un nuevo camino y responder a mi necesidad de trabajar artísticamente.
Me decidí por esto último: reuní todo mi coraje, solicité la entrada en la HAW de Hamburgo para el curso de ilustración y fui aceptada. Me gusta pintar como en la vieja escuela. Uso diferentes medios de dibujo y diversos papeles y me gusta alternar entre procesos artísticos (de pensamiento) y trabajos manuales. Mis lugares favoritos son los talleres xilografía y grabado de la universidad.

¿Cómo llegaste a participar en el programa de Cornelia 'Artist in Residence'?

Foto: Michael Orth

Al igual que Inga, Sara y Miró, supe de un concurso que se había organizado entre la editorial Dressler y el curso de Ilustración de mi universidad. Teníamos que elaborar una ilustración para cada uno de los tres textos proporcionados por el editor. No hubo requisitos ni restricciones. Elegí un extracto de texto, el comienzo de la serie "Reckless". La descripción de Fuchs atrapada en la trampa me conmovió mucho. Me impresionó especialmente cómo el lenguaje logra expresar la compleja condición del animal (dolor físico, miedo y coraje) en tan pocas palabras y hacerlo coprensible para mí como lectora. Quería tratar de encontrar una imagen que visualizara al animal, la raposa y su fuerza. Para mí supuso un gran desafío: quería encontrar una manera de implementar un sentimiento utilizando medios gráficos y hacer que algo que no era visible fuera visible. Antes de eso había trabajado casi exclusivamente en collages abstractos y en el libro como objeto, más libre que las obras ilustradas. Para este proyecto, por otro lado, pensé en un motivo específico desde el principio. No había trabajado así durante mucho tiempo. Estaba tan feliz que terminé siendo una de las que podrían visitar a Cornelia en su granja.

¿Cómo ha sido tu experiencia en la granja de Malibú?

Anne bei der Arbeit in Cornelias Scheune in MalibuVisitar la granja fue una experiencia maravillosa. Supuso una inmersión en un mundo completamente nuevo en el que inmediatamente me sentí bienvenida. Vivía y trabajaba en un granero reconvertido en taller, rodeado por la imponente vegetación de la granja. Durante el día todavía hacía calor, a pesar de que era octubre, y podía dejar la puerta abierta y oír las diferentes voces y sonidos naturales que me acompañaban durante todo el día. Un camino que sale del tronco de un gran eucalipto conecta el granero con el edificio principal. Me gustaba mucho tomar ese camino, todavía perfumado por el calor. Me fascinaron los colores, las formas y las líneas de la naturaleza, su cambio durante el día y la maraña de plantas. Pasé mucho tiempo caminando por el enorme jardín. A veces, los alrededores parecían tragarme, y luego, dependiendo del punto de vista, se abrían varias vistas panorámicas. Cada lugar tenía su propia dinámica, fuerza y ​​carisma. Durante mi estancia, trabajé en una serie de grabados en linóleo que juegan con diferentes formas de plantas. Además, tomé innumerables fotos de varias formas y estructuras de plantas y creé papeles de colores y un cuaderno de bocetos a modo de  "archivo de colores".
Fue un tiempo muy productivo. La granja exhalaba una calma concentrada y poderosa; Para mí el ambiente de trabajo más maravilloso. Podría trabajar sin cesar; las horas simplemente pasaban, aunque el tiempo realmente no importaba. A menudo echo en falta ese poder estar sola conmigo misma, mi trabajo y mis pensamientos.

¿Qué experiencias te has llevado para casa?

Foto: Michael Orth

Además del archivo de "Formas / Estructuras / Colores" que me pude llevar a Hamburgo en mi maleta, recordaré particularmente los encuentros con Cornelia y los otros artistas que estaban en la granja, y con Angie y María. Fue emocionante experimentar ese sentido de comunidad con personas que acabas de conocer. La granja es un lugar increíblemente animado y abierto. Fue agradable reunirse por las mañanas y las tardes o durante los descansos de trabajo para tomar un café, cocinar, comer y hablar de todo. Y para saber un poco del trabajo de los demás, sus cuestiones y las cosas que les interesan y aprender cosas nuevas de ellos. Las conversaciones me ayudaron a verme a mí misma desde un punto de vista diferente y a cuestionarme menos y verme de forma más amable.
El tiempo en la granja ha despertado algo nuevo en mí, ha comenzado un cambio, que aún no puedo entender o nombrar, pero que percibo realmente.
Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth



Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Leer respuestas Ocultar respuestas
Inga Krause

Inga Krause

Inga es del norte de Renania-Westfalia (Alemania) y estudió Ilustración y Diseño en la Escuela de Diseño de Münster y en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Hamburgo.
En 2019 fue nominada por su concepto de libro ilustrado "Petrichor" para el Premio del Libro Ilustrado de Hamburgo. Trabaja para su proyecto maestro en un pequeño estudio comunitario de Hamburgo Rothenburgsort.

Website de Inga

 

¿Qué te ha traído al mundo del arte?

Esa es una pregunta que nunca antes me había interpelado. Desde que tengo memoria, he lidiado creativamente con mi entorno, y creo que esa es la base de mi necesidad por el arte. Mi madre y mi abuela son personas creativas, por lo que mi interés por el arte nunca fue una decisión consciente, sino una consecuencia natural. Para mí, el interés por el arte es un estado normal que siempre ha existido y que ahora ha implosionado.Inga en su taller de Hamburg Rothenburgsort (Foto: Michael Orth)

¿Cómo llegaste a formar parte del programa de Cornelia 'Artist in Residence'?

Estoy estudiando ilustración en el programa de máster de la HWA de Hamburgo y hubo un concurso. Se nos pedía hacer una ilustración para una de las historias de Cornelia. Elegí a la chica que está atrapada en el cuerpo de un zorro. El pequeño extracto de texto me sumergió directamente en el mundo de "Reckless".

 Inga zeigt ein Blatt aus ihrem für den Hamburger Bilderbuchpreis nominierten Bilderbuch "Petrichor" (Foto: Michael Orth)

¿Te ha gustado tu estancia en la granja? ¿Has encontrado inspiración?

El tiempo en Malibú fue mágico para mí. La luz de la luna reflectante en las olas, las espinas de los cactus gigantes, los gritos de los coyotes, toda la magia de este lugar me parece un sueño hoy. El sueño permanece y se mezcla una y otra vez a través de colores, formas o sentimientos en mi trabajo.

Ingas "Malibu-Palmen" (Foto: Michael Orth)

¿Qué has sacado en limpio de esa visita?

Ser valiente
¡Gracias, Cornelia!

Foto: Michael Orth 



Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Inga malt auch großformatig (Foto: Michael Orth)

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Sara-Christin Richter

Sara-Christin Richter

Nacida en Leipzig, Sara-Christin estudió Ilustración en la HAW de Hamburgo después de completar un programa de formación de docentes en materias de arte e inglés en su ciudad natal de Dresde desde 2017. Ha entregado su corazón a las muñecas y a su talla. Su amigo, una muñeca de madera, hecha a mano: el relojero Walter Jannovitz, incluso tiene su propia cuenta de Instagram, y viaja con él por todo el mundo.

Web de Sara-Christin

 

¿Qué te ha llevado al arte?

Desde mi infancia me interesa el arte y se me ha permitido asistir a cursos muy pronto. Mi madre tiene muchos libros de sus carrera de Historia del arte. Me dejaba hacer copias de las imágenes más bellas y luego las clasifiqué cuidadosamente en transparencias para dibujarlas más tarde. Mis padres iban muy a menudo conmigo a museos e iglesias.
Cuando era niña, probablemente pensé que era aburrido, pero ahora creo que sí he sacado mucho de eso. Por ejemplo, mi interés por la Edad Media.
Cuando era adolescente, asistí a varios cursos de arte antes de estudiar educación artística y luego ilustración en Hamburgo.

Foto: Michael Orth

¿Cómo llegaste a formar parte del programa 'Artists in Residence Programm' de Cornelia?

En nuestra universidad, la HAW de Hamburgo, la editorial Dressler Verlag abrió un concurso. Dressler y los profesores de la universidad tendrían que ver las obras presentadas. Cuando oí que a los ganadores se les permitiría visitar a Cornelia, quise participar.

"El sastre". La contribución de Sara-Christin para el concurso.

¿Te gustó la estancia en la granja? ¿Encontraste inspiración?

Mi estancia en la granja de Cornelia me inspiró enormemente.
En casa de Cornelia se está muy muy cómodo y te sientes bien de inmediato. En todas partes encuentras pequeños objetos, pero también muñecas y figuras de madera. Y, por supuesto, paisaje y la naturaleza son fascinantes. En un lugar así, enseguida se te despeja la mente.

Foto: Michael Orth

¿Qué has sacado en limpio de esta visita?

Foto: Michael Orth 

De Malibú me traje, no solo fotos, bocetos y muñecas modeladas, sino también mucha fuerza y motivación.
Cornelia me motivó e inspiró increíblemente.
Poder hablar con ella sobre arte, literatura, títeres y muchas otras cosas... ha sido fabuloso y me acompañará durante mucho tiempo.

 

 Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth  Foto: Michael Orth

Walter Jannovitz... (Foto: Michael Orth)  Sara-Christins Uhrmacherfreund (Foto: Michael Orth)  Foto: Michael Orth

 

Leer respuestas Ocultar respuestas
Ayesha Gamiet

Ayesha Gamiet

Ayesha es artista, ilustradora y educadora de arte de Londres. Vive y trabaja en el sureste de Inglaterra. Permite que su vida entre diferentes culturas fluya en su arte. Ayesha da clases en el Reino Unido y en el extranjero y trabaja como artista independiente.

Webseite de Ayesha

¿Qué te ha llevado al arte?

Me encanta pintar y dibujar desde que tengo memoria, y tuve la suerte de que mis padres siempre me apoyaran y alentaran en mi creatividad. Mis padres son de Sudáfrica. Mi padre obtuvo un título de Bellas Artes en la Universidad de Ciudad del Cabo, pero no pudo obtener un título de educación superior debido al régimen del apartheid. Cuando mis padres emigraron a Inglaterra, querían que sus hijos disfrutaran de la libertad de perseguir sus intereses y talentos, precisamente porque ellos mismos no tuvieron esa oportunidad en Sudáfrica. Crecí bajo la influencia de muchas culturas diferentes. Musulmana, de ascendencia sudafricana, criada en Inglaterra, de etnia afro-asiático-europea. Tengo una licenciatura en Historia del Arte y Arqueología africanas y asiáticas y un máster en Artes Visuales Islámicas y Tradicionales. Durante mis estudios, descubrí mi amor por la ilustración de manuscritos y las pinturas en miniatura persa e india. Viajé a Estambul para aprender más sobre los manuscritos islámicos ilustrados y me convertí en mi propia maestra. Completé mi educación en 2018 y recibí el Ijaza, un diploma tradicional, durante una ceremonia en la Mezquita de Süleymaniye en Estambul. Mi pasión por los libros hermosos me llevó a la ilustración de libros para niños, donde puedo combinar el arte islámico con historias tradicionales y contemporáneas. También trabajo como artista visual y enseño arte islámico en el Reino Unido y en todo el mundo.

¿Cómo tuvo la oportunidad de participar en el programa Artistas en Residencia de Cornelia?

De manera milagrosa, por una afortunada coincidencia. Hace cinco o seis años, mi amiga Rukhsana Khan conoció a Cornelia en un festival literario en India. Rukhsana me mencionó a mí y a mi trabajo y le envió a Cornelia algunas fotos de mis ilustraciones. Rukhsana estableció el contacto por correo electrónico entre Cornelia y yo, y cuando Cornelia vino a Londres para una gira de libros, me invitó a tomar un café. Me quedé abrumada por su generosidad y amabilidad. Hablamos sobre libros e ilustración y sobre mi trabajo como profesora (yo estaba de profesora de arte en una escuela). Cornelia me animó a seguir profesionalmente la ilustración de libros para niños y me sugirió que también escribiera mis propias historias. Me invitó a Los Ángeles, pero no me atreví a aceptar, por timidez. Cinco años después terminé mi primer proyecto de libro para niños junto con Rukhsana. Muchas veces pensaba en aquel encuentro con Cornelia y en el consejo que me dio, todo se había hecho realidad. Decidí volver a contactarle para darle las "gracias" y decirle que realmente estaba trabajando en la sección de libros para niños. No estaba segura de si Cornelia me recordaría, pero para mi sorpresa y alegría, ella se acordaba bien, y me invitó a ir a su granja como artista en residencia.

¿Qué te pareció el tiempo en la granja? ¿Encontraste inspiración allí?

No es exagerado decir que mi tiempo en la granja fue una experiencia que me cambió la vida. Me inspiró sobremanera y aprendí mucho viviendo en medio de la naturaleza, y manteniendo conversaciones enriquecedoras con los otros artistas. Probablemente, todo esto me haya inspirado como para llenar todo una biblioteca de nuevas historias. Mis bocetos y pinturas, creados en la granja, conocerán nuevos paisajes en mi arte e ilustración. Las conversaciones que tuve con Cornelia y con los otros artistas han traído nuevas ideas y hecho avanzar las ya existentes. Y tengo algunas emocionantes, futuras colaboraciones.

¿Qué te llevaste de ahí para casa?

Además de ideas e inspiración, también tengo una mayor confianza en mi trabajo y mis habilidades. Cornelia me ayudó a descubrir mi amor por la narración. Así que creo que tras mi experiencia en Malibú escribiré e ilustraré más. Nunca me cansaré de dar las gracias por ello. Fue un gran honor y privilegio ver trabajando a una narradora e ilustradora de tanto talento como Cornelia. Eso me ayudó a definir mi propio proceso de trabajo. Consejos simples como crear cuadernos y cuadernos de bocetos para cada proyecto y el ritual diario de recopilar ideas y bocetos, pero también observar que los asuntos personales son siempre una prioridad para Cornelia ... He aprendido mucho. Mi experiencia en Malibú me hace apreciar la magia cotidiana.


Ayesha en el Tiny House de la granja de Cornelia.  Ayesha y Cornelia con los niños del 826LA, para los que Ayesha organizó un Workshop.

Ayesha pintando con los niños de 826LA en la granja de Cornelia.

 

Leer respuestas Ocultar respuestas