Sara-Christin Richter Estudiante de arte en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Hamburgo

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Nacida en Leipzig, Sara-Christin estudió Ilustración en la HAW de Hamburgo después de completar un programa de formación de docentes en materias de arte e inglés en su ciudad natal de Dresde desde 2017. Ha entregado su corazón a las muñecas y a su talla. Su amigo, una muñeca de madera, hecha a mano: el relojero Walter Jannovitz, incluso tiene su propia cuenta de Instagram, y viaja con él por todo el mundo.

Website
Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

¿Qué te ha llevado al arte?

Desde mi infancia me interesa el arte y se me ha permitido asistir a cursos muy pronto. Mi madre tiene muchos libros de sus carrera de Historia del arte. Me dejaba hacer copias de las imágenes más bellas y luego las clasifiqué cuidadosamente en transparencias para dibujarlas más tarde. Mis padres iban muy a menudo conmigo a museos e iglesias.

Cuando era niña, probablemente pensé que era aburrido, pero ahora creo que sí he sacado mucho de eso. Por ejemplo, mi interés por la Edad Media. Cuando era adolescente, asistí a varios cursos de arte antes de estudiar educación artística y luego ilustración en Hamburgo.

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

¿Cómo llegaste a formar parte del programa 'Artists in Residence Programm' de Cornelia?

En nuestra universidad, la HAW de Hamburgo, la editorial Dressler Verlag abrió un concurso. Dressler y los profesores de la universidad tendrían que ver las obras presentadas. Cuando oí que a los ganadores se les permitiría visitar a Cornelia, quise participar.

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

¿Te gustó la estancia en la granja? ¿Encontraste inspiración?

Mi estancia en la granja de Cornelia me inspiró enormemente. En casa de Cornelia se está muy muy cómodo y te sientes bien de inmediato. En todas partes encuentras pequeños objetos, pero también muñecas y figuras de madera. Y, por supuesto, paisaje y la naturaleza son fascinantes. En un lugar así, enseguida se te despeja la mente.

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

¿Qué has sacado en limpio de esta visita?

De Malibú me traje, no solo fotos, bocetos y muñecas modeladas, sino también mucha fuerza y motivación. Cornelia me motivó e inspiró increíblemente. Poder hablar con ella sobre arte, literatura, títeres y muchas otras cosas... ha sido fabuloso y me acompañará durante mucho tiempo.

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth

Foto: Michael Orth